skincare and supplement routine
skincare and supplement routine

¡Rutinas de cuidado de la piel incluso para las personas más activas!

¿Crees que estás demasiado ocupado para tratar tu piel? Si te encanta cuidar tu cuerpo haciendo pesas, o tu estera de yoga, o ambos, realizar una rutina diaria de cuidado de la piel puede parecer simplemente otro elemento de la lista de tareas pendientes que debes intentar incluir.

Si sudas con regularidad, puede ser especialmente importante estar al tanto de lo esencial para mantener la salud de la piel. Sin embargo, no tiene por qué ser complicado. A continuación se ofrecen algunos consejos para hacerlo sencillo y conseguir un brillo perfecto después del entrenamiento:

Antes de hacer ejercicio...

  • Dale a tu piel descanso y días activos.

Una forma de mantenerse al día con el cuidado de la piel es programarlo tal como lo haría con sus entrenamientos. Conviértalo en una prioridad poniéndolo en su calendario, lista de tareas pendientes o en su agenda.

Además, recuerda que tu piel, al igual que el resto de tu cuerpo, necesita un equilibrio entre días activos y de descanso. Ponte “activa” algunas veces por semana con una limpieza profunda, una exfoliación o una mascarilla, pero ten cuidado de no excederte y dale un descanso a tu epidermis el resto de días, utilizando sólo productos suaves.

  • Lleva tu rutina habitual para llevar
    Otro truco sencillo para prepararte para el éxito en el cuidado de la piel es empacar siempre tus elementos esenciales diarios antes de ir al gimnasio. La mayoría de las líneas de cuidado de la piel ofrecen kits de viaje o versiones en tamaño de muestra de tus productos favoritos, para que puedas guardarlos fácilmente en tu bolsa de gimnasia.

Aunque algunos gimnasios pueden ofrecer productos complementarios para usted en el lugar, es una buena idea transmitirlos y ceñirse a lo que sabe que funcionará para su piel.

Durante tu entrenamiento…

  • Manténgase súper hidratado : como probablemente ya sepa, a la piel le encanta el H2O. Sin embargo, sudar es una de las formas más fáciles de deshidratarse sin darse cuenta. Cuando esto sucede, los sistemas de su cuerpo, incluida la piel, también pueden agotarse y comenzar a tener problemas.

Para evitar esto, asegúrese de llevar siempre consigo una botella de agua y beber con frecuencia. Cuanto más rápido repongas los líquidos perdidos después de un entrenamiento intenso, más rápido tu piel se recuperará y podrá permanecer brillante.

  • Traiga y use su propia toalla : mientras aumenta su ritmo cardíaco, es inevitable que sus poros comiencen a liberar transpiración. Sin embargo, querrás resistir la tentación de tocarte la cara o secarte el sudor con cualquier objeto viejo que tengas a mano.

Debido a que las telas duras pueden rayar o dañar la piel, una buena práctica es traer su propia toalla limpia y suave y usarla para secar el sudor según sea necesario. Busque telas suaves y evite simplemente limpiarse con su ropa deportiva, ya que esto puede propagar más bacterias.

Después de hacer ejercicio...

  • Dúchate y lávate la cara: lo más importante que debes hacer después del entrenamiento es ir a la ducha. Si se siente limpio, puede resultar tentador sentarse con ropa sudada, pero lo mejor que puede hacer es limpiarse lo antes posible. Durante las hazañas de fitness, la transpiración hará que la suciedad, los desechos y otras bacterias salgan de los poros y lleguen a la superficie de la piel. Para evitar un brote o acné corporal, es imprescindible limpiar con un lavado hidratante. No necesitas exfoliarte ni hacer una rutina agresiva. Simplemente conseguir que la piel esté recién limpia e hidratada después debería ser perfecto.
  • Suplemento inteligente: así como alimentaría su cuerpo con un refrigerio nutritivo o un batido de proteínas para alimentar sus músculos, es igualmente importante alimentar su piel. Para darle a su cutis un impulso clarificante y equilibrador de nutrición a base de plantas, SkinCapsule CLEAR+ de Hush & Hush fue creado para brindar apoyo diario a la piel. Ingredientes como la vitamina A, el zinc y el selenio abordan la piel con problemas calmando la inflamación y combatiendo la actividad de los brotes.
Volver al blog